miércoles, julio 26, 2017

el berrinche como censura

Mientras doy cuenta de un café, en la previa a las horas de investigación en la BNP, me actualizo con algunas noticias al vuelo y encuentro una digna del más risible berrinche.
No es lo mismo un berrinche que una censura.
Explico: el servicial exsecretario de los poetas de Hora Zero, Paolo de Lima, califica de censura el hecho de que su texto de contraportada no haya sido tomado en cuenta para la reedición del poemario Un par de vueltas por la realidad de Juan Ramírez Ruiz. Nos referimos a uno de los títulos más importantes de la poesía peruana contemporánea, que ve la luz tras 46 años. 
Puedo entender su molestia, pero no la mentira que esgrime: De  Lima afirma que su texto gustó (pueden leerlo en el primer comment) a “los editores” de Vivirsinenterarse, cosa que sorprende, porque hasta donde sé, esta editorial solo tiene un editor, Eduardo Reyme. Basta leer el texto para darse cuenta de que este no conecta con un potencial interesado en la poética de JRR.
Denso.
Ideologizado.
Sin perspectiva.
Y, en especial, demasiado aburrido.
En caso de servir aquel texto, hubiera ido en su versión extendida (y reescrita en su primera entrega) en el prólogo, pero el que acompaña a la presente edición cuenta con una voz capacitada. 
En otro orden de cosas, es justo indicar que la ausencia de este señor es también un acto de justicia literaria. No pienso en sentimientos menores, no me interesan las bronquitas discursivas entre HZ y Kloaka. Me importan, y siempre me han importado, los poemarios del movimiento y del grupo, respectivamente. Un par de vueltas por la realidad, te guste o no, Paolo, fue escrito y se dio a conocer en la atmósfera horazeriana. No pretendas inscribirte en un poemario horazeriano desde el franelismo, menos desde la traición. La poesía también manda sus chicotazos y esta vez te chicoteó usando tus propias palabras, porque esa contraportada se censura sola.

2 Comentarios:

Blogger Gabriel Ruiz Ortega dijo...

texto de contra de PdL:

"Los manifiestos y la poesía integral de Un par de vueltas por la realidad de Juan Ramírez Ruiz expresan magníficamente el vendaval rítmico de un flâneur marxista-leninista de cepa y estirpe whitmaniana que habla en nombre de nuestra América (véase aquí el primer “Palabras urgentes” y repárese en el Lenin reactivado del que vienen hablando Badiou, Eagleton, Jameson, Zizek).

La violencia (“destruir y luego construir”, “ajusticiar a los gusanos”) se expresa jubilosamente desde una mirada positiva en la tradición de Frantz Fanon. Se trata de un furor verbal que enfatiza una actitud vital, jugosa, musical de rebeldía por ocupar un sitio de proclamación autorizada desde un estatuto coloquial popular (el “par de vueltas” que se anuncia en el título).

Desde una propuesta de vanguardia intelectual, este libro incorpora diversos registros discursivos del sujeto subalternizado en los vocablos más próximos a la realidad cotidiana del país, cuyo propósito de transformación se busca realizar, y en la que el arte tiene una importancia fundamental. Una transformación que viaja a un “ritmo que enloquecerá a los miserables, a los criminales, a los fósiles y ratas o chanchos o reptiles regados sobre América.

Este será el ritmo para la construcción”. Desprevenidos lectores, están más que avisados: “están entrando a la Realidad”. Un par de vueltas urgentes y muy necesarias."

1:29 p.m.  
Anonymous Anónimo dijo...

"Desde una propuesta de vanguardia intelectual, este libro incorpora diversos registros discursivos del sujeto subalternizado": un enredo de palabrejas. Le hicieron justicia, justicia poética al quitarlo.

11:44 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal